Comportamientos y actitudes hacia el sexo oral

Malacad Brea investigadora de la Universidad de Alberta, mostró los resultados un estudio sobre el , los cuales indican que hay pocas dudas de que el  se está convirtiendo en una actividad más común que las mujeres . Los resultados del estudio muestran que el sexo oral se ha convertido en una parte fundamental de lo que Malacad llama la “revolución sexual del siglo 21”. Y se concluye que los investigadores, educadores sexuales y vendedores de parafernalia de sexo seguro necesitan ponerse al día con la tendencia.

“En mi estudio, todas las mujeres que habían tenido relaciones sexuales, también había practicado el sexo oral “, dijo Malacad, que recientemente publicó los hallazgos en la Revista Europea de Anticoncepción y Salud Reproductiva. “Estos datos nos dice que el sexo oral se está convirtiendo en una parte muy importante del repertorio sexual de la mayoría de los jóvenes.”

Mitos urbanos como las “Fiestas arco iris” (un presunto grupo donde las mujeres, todas con el lápiz labial de diferentes colores , hacian el sexo oral a los hombres) y los informes de los medios de comunicación de la “explotación y sobre-sexualización de las mujeres jóvenes”, como Malacad lo explica, fue parte de la decisión de realizar el estudio para entender lo que las mujeres jóvenes están haciendo y lo que significa para los adolescentes, los padres y la  en general.

Los resultados revelan que los comportamientos y las actitudes hacia el sexo oral, están cambiando. Su investigación demuestra que  el 50 por ciento de los encuestados ve el sexo oral como una actividad menos íntimo que el coito, el 41 por ciento creen que el sexo oral llega a ser tan íntimo como un acto sexual y el restante nueve por ciento lo ve como algo más íntimo que el coito. Asimismo, los resultados indican que pese a que el sexo oral  se ha vuelto más aceptado, no ha llegado a ser  el “El nuevo beso de buenas noches” entre los jóvenes como se ha sugerido en algunos medios de comunicación.

“Tanto el sexo oral y el coito,  se asociaron con  emociones en su mayoría positivas, lo que sugiere que las mujeres más jóvenes están participando en estas actividades ya que disfrutan de ellas”, dijo Malacad. “En base a los resultados de mi estudio, hay un porcentaje de las mujeres (poco más de un 30 por ciento) que se sienten “poderosas”  cuando realizan una felación. Al parecer, algunas mujeres encuentran satisfactorio  y creen que les puede dar  gran cantidad de poder en la relación.”

Hay un aire de cautela, señala, antes de que los padres comiencen a encerrar a sus hijas para protegerlas de la conducta sexual desenfrenada. De una muestra de l181 participantes entre 18 y 25 años, muchos habían tenido sólo una pareja sexual después de volverse sexualmente activos. Y el 25 por ciento de los participantes no habían participado en alguna actividad sexual en absoluto.

Malacad dice que los medios de comunicación envía mensajes contradictorios a las adolescentes sobre la . Por un lado, las mujeres jóvenes son criticados por ser “sobresexualizadas”, y por el otro, se les anima a expresar libremente su . Se refiere a Samantha personaje de Kim Catrall en la serie de televisión Sex in the City, una mujer fuerte, independiente, con poder y sexualmente muy agresiva, como un modelo a seguir para las mujeres y para ser aceptados como seres sexuales.

“Supongo que, dependiendo de la perspectiva, la sexualidad de las mujeres jóvenes puede ser visto como algo positivo.. o algo muy negativo”, dijo.

Esta incorporación del sexo oral es un cambio en la conducta sexual, y también significa que los educadores sexuales deben ponerse al día con las tendencias, señaló Malacad. Muchos jóvenes desconocen aún el hecho de que las infecciones de transmisión sexual pueden ser fácilmente trasmitida por vía oral, un tema nuevo de debate tiene que aparecer en el programa de sexo seguro para los estudiantes. Los resultados de su estudio también muestran que hay un mercado aparentemente sin explotar para los fabricantes de productos de sexo seguro.

“Ochenta y dos por ciento de los encuestados dijo que nunca usa protección cuando se involucran en el sexo oral, frente a sólo el siete por ciento para el coito, es casi como si no se les ocurriera protegerse a sí mismos al tener sexo oral”, dijo Malacad, “No creo que los jóvenes son conscientes de que las infecciones se pueden propagar de esta manera y hay opciones en términos de protección de uno mismo.”

Si bien los padres deben ser los primeros educadores sexuales, no todos se sienten cómodos hablando con sus hijos, o están mal informados sobre la realidad actual de los adolescentes y el sexo. Malacad menciona que la Universidad de Alberta esta a la cabeza muchas provincias al tener un programa de educación sexual obligatoria, y  le gustaría ver un modulo especìfico para padres para poderles brindar educación sexual también. Asimismo se requiere de la educación de maestros y profesores acerca de cómo y qué enseñar a los adolescentes, que va mucho más allá de la anatomía básica.

“A fin de proporcionar educación sexual pertinente, tenemos que entrar en estos temas difíciles se tienen que hablar las cosas incómodas: los adolescentes necesita saber sobre las infecciones de transmisión sexual-y transmisión de la enfermedad, en particular a través del sexo oral, así como las implicaciones sociales y emocionales de la actividad sexual “, dijo Malacad. “Tenemos que dar a ellos información veraz y confiable en el aula”.

Fuente: Physorg.com


Deja un comentario