A través de la educación integral en sexualidad se puede reducir la transmisión del VIH.

La educación y la promoción de la salud sexual con base en evidencia científica es una de las herramientas más importantes para prevenir la transmisión de Virus de la Inmunodeficiencia Adquirida (VIH/SIDA) entre la población adolescentes y joven de nuestro país, aseguró José Antonio Izazola Licea, Director General del Centro Nacional para Prevención y el Control del VIH/Sida (CENSIDA).

En conferencia de prensa para dar a conocer la celebración del “Día Mundial de la Salud Sexual”, que por primera vez se conmemoró el pasado  4 de septiembre en  30 países del mundo, bajo el lema: “Salud sexual es mucho más que hablar de eso 2026 Un diálogo intergeneracional”, Izazola Licea subrayó que cuando los  inician su vida sexual de manera informada cuentan con elementos que los orientan hacia el ejercicio de una  protegida.

Puntualizó que diversos estudios en el mundo demuestran que los adolescentes y jóvenes que tienen acceso a información sobre la sexualidad durante esta etapa de su vida retrasan el inicio de su vida sexual activa. Comentó que hoy día las personas, pero en especial, aquellas que se encuentran en edades comprendidas en la adolescencia y la juventud enfrentan de manera particular un contexto de dudas y desinformación en relación a su vida sexual, desde que deciden iniciarla e inclusive desde que están próximos a iniciarla.

Es importantes que la población participe en la construcción de políticas destinadas orientar a los jóvenes, en especial, aquellas relacionadas a los aspectos que tienen implicaciones en la mejora de su salud sexual y reproductiva. Finalmente, reiteró su compromiso de continuar escuchando y trabajando de forma conjunta con los jóvenes, comunidades y organizaciones de la sociedad civil a fin de mejorar la respuesta a sus necesidades.

Fuente: LaSalud.com.mx


Deja un comentario