Embarazadas: 30% rechaza prueba de SIDA

 

En , 70% de las mujeres embarazadas aceptan realizarse la prueba de detección de , con la que evitarían la transmisión de virus a sus hijos, reveló el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, quien destacó la necesidad de alcanzar el 100%.

Es una prueba voluntaria, lo que hace falta es trabajar en el convencimiento de las madres embarazadas para que acepten que se les realice la prueba, lo cual es cuestión de comunicación, de mostrarles la utilidad que esto tiene y que en caso de ser positivas, reciban un tratamiento de manera gratuita, el cual evitará que sus hijos nazcan con la enfermedad, apuntó el funcionario.

Al participar en el panel 1 “Liderazgo y compromiso social” de la Consulta Regional y Reunión de Alto Nivel sobre Acceso Universal la Prevención, Atención, Tratamiento, Apoyo y Cuidado en VIH/SIDA, Córdova destacó que la prueba se practica al 70% de las embarazadas, pero insistió en la necesidad de alcanzar una cobertura de 100%.

“Queremos que muy pronto no haya algún niño que nazca con ningún virus transmitido verticalmente y, sobre todo, que las madres también tengan la oportunidad de acceso a curarse y de saber, si es que lo tienen”, indicó.

Durante la ceremonia, el titular de la SSA destacó el avance que en América Latina se ha tenido para superar el desafío que hace 30 años representaba el VIH, sin embargo, advirtió que falta mucho por hacer, principalmente, para asegurar apoyos económicos por parte del Fondo de las Naciones Unidas.

En la actualidad, comentó, el SIDA es una enfermedad crónica que permite una esperanza de vida igual a la de cualquier otra persona, sin embargo, se debe contar con los medicamentos, algunos de los cuales son de alto costo para atender el reto más importante que es garantizar el tratamiento de forma permanente para las personas que lo requieren y que cada vez son más.

Asimismo, dijo, se necesitan recursos para reforzar los programas preventivos, porque aun cuando hay mayor conciencia en la prevención, se debe avanzar en el ámbito de la educación sexual para que se convierta en una cultura sin tabúes.

Informó que en México casi 70% de las embarazadas han tenido acceso a las pruebas de detección del VIH, se redujo 29% la mortalidad por SIDA y se ha estabilizado la cifra de nuevas infecciones al pasar de poco más de 7,000 en 2006 a 3,500 en la actualidad.

En el panel también participaron la presidenta de la Junta Coordinadora del Programa de  (PCB, por sus siglas en inglés), María Isabel Rodríguez, quien es también Ministra de Salud de El Salvador; Dirceu Grego, de Brasil; la representante del Fondo de Población de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe, Marcela Suazo, y Amira Herdozia, representante de organismos no gubernamentales.


Deja un comentario