El factor antiviral descubierto consiste en un fragmento de una proteína víricallamada gp120.

El  es un receptor celular -una proteína que permite la interacción de determinadas sustancias con la célula- que el virus del Sida utiliza para entrar en las células que infecta, principalmente los llamados “linfocitos T”. Aunque la idea inicial era impedir la formación de nuevos virus a través de una forma modificada genéticamente de CD4. En el proceso de la investigación se encontró, que cuando se infectaban poblaciones de linfocitos, unos con la forma modificada de la proteína CD4 y otros no, se frenaba la propagación del virus en todos los linfocitos.

Lo anterior, se debe a que los linfocitos modificados genéticamente y que son infectados por el virus, liberan un factor soluble que impide la infección de los linfocitos vecinos, tuvieran la forma modificada de la proteína CD4 o no.

Balbino Alarcón, uno de los investigadores, a expresado a EFE que,  tras identificar el factor antiviral de un fragmento de la proteína vírica gp120denominado EDAF, existen posibilidades para el tratamiento de pacientes con SIDA, tanto en su infusión directa intravenosa como mediante procedimientos de terapia genética. Además, el EDAF podría utilizarse como base de una nueva , aunque su capacidad protectora tiene que ser estudiada con mayor detenimiento.

Publicado en The Journal of Immunology.