El zinc podría favorecer el incremento de los niveles de CD4 en personas con VIH

Según un estudio estadounidense publicado en la edición del 15 de junio de , el uso de suplementos de zinc podría ayudar a disminuir la progresión de la infección por VIH en personas que no consiguen obtener una viremia indetectable a pesar de seguir una terapia antirretroviral(TARV).

El zinc es un micronutriente esencial y su déficit se asocia con la inmunosupresión, lo que favorece la progresión de las infecciones, sobre todo la producida por el VIH. La falta de este mineral altera el equilibrio existente entre dos tipos de linfocitos: los Th1 y los Th2. Ante el déficit de zinc, el equilibrio se decanta a favor de los linfocitos Th2, que facilitan la producción de correceptores como el CXCR4 o el LTB4, que posibilitan la entrada del VIH en las células.

Se calcula que más de la mitad de las personas con VIH presentan unos niveles de zinc inferiores a los recomendados, por lo que los autores del presente estudio decidieron examinar la administración prolongada de suplementos del mineral para compensar su déficit.

El ensayo, de distribución aleatoria y controlado con placebo, contó con la participación de 231 personas con VIH y bajos niveles plasmáticos de zinc (inferiores a 0,75 mg/L). Los voluntarios recibieron suplementos de este mineral (12mg de zinc elemental en mujeres y 15mg en hombres) ó placebo durante 18 meses. El objetivo principal del ensayo fue determinar las tasas de fracaso inmunitario, definido como presentar unos niveles de CD4 inferiores a 200 células/mm3 en cualquier momento del estudio.

La edad media de los participantes en el estudio fue de 43 años. El 77% de ellos eran de etnia negra y el 73%, hombres. Aunque el 62% de los pacientes recibían TARV, el 69% tenían una carga viral indetectable, lo que indica un mal control de la infección. Al entrar en el ensayo, el 34% de las personas tenían unos niveles de CD4 inferiores a 200 células/mm3, el 22%, entre 200 y 350 células/mm3 y el 44%, superiores a 350 células/mm3.

Tras ajustar los resultados en función de la edad, el sexo, la alimentación, la carga viral y el recuento de CD4 al inicio del estudio, la toma de suplementos de zinc durante 18 meses resultó en una reducción del 75% de la probabilidad de experimentar un fracaso inmunitario.

La administración del mineral también redujo la incidencia de diarrea en más de la mitad. Por otro lado, no se observó que la toma de suplementos de zinc redujera el riesgo de muerte, ya que 8 personas del grupo con placebo y 11 del grupo que recibió el mineral murieron durante el estudio. Los investigadores justificaron este dato aduciendo que el ensayo no estaba diseñado para esclarecer este aspecto.

La toma de zinc fue considerada segura, sin registrarse casos con efectos adversos graves. Los autores del estudio concluyeron que los resultados podrían favorecer recomendaciones relativas a la toma de suplementos de zinc en personas con VIH, especialmente aquéllas en las que el déficit del mineral es importante, como los usuarios de drogas, niños, hombres que practican sexo con hombres, personas de países con recursos limitados o en las que la TARV no permita un control virológico adecuado.

Fuente:  gTt-VIH

Referencia: Baum MK, Lai S, Sales S, Page JB, Campa A.  (2010). Randomized, controlled clinical trial of zinc supplementation to prevent immunological failure in HIV-infected adults. Clin Infect Dis.  Vol  50, Num 12, pp. 1.653-1.660.


Deja un comentario