Diez datos sobre el VIH/SIDA-78

La infección por el VIH/SIDA sigue siendo uno de los más graves problemas de salud pública con los que se enfrenta el mundo, en particular los países en desarrollo.

Gracias a los adelantos recientes en el acceso al tratamiento con antirretrovíricos, la infección por el VIH ha dejado de ser una sentencia de muerte para muchos enfermos en los países en desarrollo. Aún así, en los países de ingresos bajos y medianos más de 5,5 millones de pacientes carecen de acceso a este tratamiento.

La OMS colabora con los Estados Miembros para ayudarlos a ampliar y prestar servicios integrales con la finalidad de reducir la propagación de la infección y mitigar sus efectos.

En la presente nota se proporcionan datos actuales acerca de la enfermedad y de las maneras de prevenirla y tratarla.

Diez datos sobre el VIH/SIDA

1. El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) infecta las células del sistema inmunitario y suprime o entorpece su función, lo que acarrea el deterioro progresivo del sistema inmunitario y menoscaba la capacidad del organismo para rechazar las infecciones y enfermedades. En las etapas más avanzadas de la infección sobreviene el SIDA, que se define por la aparición de una o varias infecciones oportunistas o tipos de cáncer de una lista de más de veinte.

2. El VIH se puede transmitir por las relaciones sexuales (vaginales, anales o bucales) sin protección con una persona infectada, por transfusiones de sangre contaminada y por intercambio de agujas, jeringas u otros objetos contaminados. También puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo, el parto y el amamantamiento.

3. A nivel mundial, 33 millones de personas están infectadas por el VIH o aquejadas de SIDA; la abrumadora mayoría de ellas viven en países de ingresos bajos y medianos. Se calcula que en 2007 contrajeron la infección 2,7 millones de personas.

4. El VIH/SIDA es la principal causa infecciosa de mortalidad en todo el mundo; hasta la fecha se ha cobrado un tributo de más de 25 millones de vidas. Se calcula que cada año mueren por esta causa 2 millones de personas.

5. El tratamiento con una combinación de antirretrovíricos evita que el VIH se multiplique en el organismo. Si se detiene la reproducción del virus, las células del sistema inmunitario viven más tiempo y protegen de las infecciones al paciente.

6. En 2008, alrededor de 4 millones de personas infectadas por el VIH tuvieron acceso al tratamiento con antirretrovíricos en los países de ingresos bajos y medianos. Por comparación con 2007, esta cifra representa un aumento del 36% en la cobertura del tratamiento, que se ha multiplicado por diez en solo 5 años. A pesar de estos logros, la cobertura mundial del tratamiento con antirretrovíricos sigue siendo baja pues solo alcanza al 42% de los 9,5 millones de personas que lo necesitan según los cálculos.

7. Las cifras del año 2007 indican que más de 2 millones de niños padecen la infección por el VIH/SIDA. La gran mayoría de ellos habitan en el África subsahariana y fueron infectados por sus madres, que eran seropositivas, durante el embarazo, el parto o el amamantamiento. Se calcula que cada día se infectan con el VIH 1000 niños más. Entre 2005 y 2008, el número de niños tratados con antirretrovíricos aumentó de unos 75 000 a 276 000.

8. La transmisión de madre a hijo se puede evitar casi por completo, pero el acceso a las intervenciones preventivas sigue siendo escaso en casi todos los países de ingresos bajos y medianos. A pesar de todo, se han logrado adelantos. En 2008, el 45% de las embarazadas infectadas por el VIH recibieron antirretrovíricos para evitar que transmitieran el virus a sus hijos, por comparación con solo 10% en 2004.

9. En 2007, entre las personas infectadas por el VIH se registraron más de 450 000 defunciones por tuberculosis; según se calcula, esta proporción equivale a casi la cuarta parte de los 2 millones de defunciones causadas por el VIH ese año. La mayoría de las personas aquejadas al mismo tiempo por la infección con el VIH y la tuberculosis viven en el África subsahariana (aproximadamente el 80% de los casos a nivel mundial), y una cuarta parte, más o menos, radican en Sudáfrica.

10. Algunas formas esenciales de prevenir la transmisión del VIH: abstenerse de las relaciones sexuales o practicarlas usando correctamente el condón; someterse a las pruebas y el tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual, en particular la infección por el VIH; no inyectarse drogas en las venas o, si ello no se puede evitar, usar siempre agujas y jeringas desechables nuevas cerciorarse de que toda sangre o producto de la sangre que usted necesite se haya sometido a pruebas para descartar que esté contaminada por el VIH.
Fuente: OMS


Deja un comentario